Volar en globo aerostático con precios barato nos puede salir muy caro porque no se pone en valor todo lo necesario, incluso recortando en seguridad. ¡ojo! Te lo contamos todo.

Sabemos que en muchas ocasiones cuando estás buscando vivir una experiencia única, como viajar en globo, se cruzan ofertas ‘low cost’ por delante de nosotros.

En la comparación, esos precios se quedan en nuestra mente y nos lleva a pensar porqué volar en globo aerostático sale tan caro o tan barato. ¿Te imaginas que una experiencia única se convierta en un desastre único?

Volar en globo aerostático requiere cumplir procedimientos.

Volar en globo aerostático supone superar diferentes controles y requisitos de seguridad que se imponen desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

En sus procedimientos, minuciosos y en profundidad, se revisan todos los aspectos imprescindibles para poder realizar cualquier tipo de vuelo. Desde la aeronave, entiéndase la cesta y todo el equipo del globo aerostático, hasta los permisos y certificados de los pilotos.

¿Esto es todo? No, además, el Ministerio de Fomento y las autoridades autonómicas deben dar sus permisos para poder operar en las zonas que se deseen y siempre bajo el cumplimiento y supervisión de la normativa reguladora del espacio aéreo español.

¿Entonces más barato puede implicar menos seguridad?

Solo tenemos que pensar en el sector automovilístico, ¿podemos tener un Mercedes de alta gama al precio de un Fiat Panda en su versión más sencilla? ¿y con los mismos elementos de seguridad, confort y experiencia de conducción?

Pues esta misma síntesis debemos trasladar al querer volar en globo aerostático a precios muy reducidos en comparación a otras ofertas, hay que recortar de todos los sitios y por lo tanto también en seguridad.

Cuidado con la “letra pequeña”.

Muchas ofertas incluyen condiciones que son muy difíciles de cumplir como volar un lunes o tener que esperar a que te llamen.

Esto suele suceder y sueles ser el “paquete” que completa el pasaje, lo que nos lleva a sentirnos engañados con la experiencia.

Estos vuelos baratos en globo aerostático además pueden tardar hasta un año en poder realizarse, o incluso tener que pagar un extra por ir acompañado, ¿un plan “genial”?

“Esta experiencia sí es única, no como la primera que hice”

Esta frase la hemos escuchado muchas veces en personas que decidieron dar una segunda oportunidad a la experiencia tras haber optado por un vuelo barato en globo aerostático.

¡Las razones de esta sensación son claras! Con un precio muy barato de vuelo aerostático no se puede alcanzar un servicio de excelencia, personificado y que cuide los detalles al milímetro.

Los problemas al final llegarán y lo barato se irá tornando a caro, el transporte puede no estar disponible, masificación del vuelo, sin opciones alternativas para hacer amena la espera mientras se prepara el globo aerostático…

El valor añadido en los detalles.

La experiencia de volar en globo aerostático puede que se realice solo una vez en la vida ¿qué preferimos una experiencia completa o un servicio descafeinado y prefabricado? La respuesta parece clara.

La atención desde el primer momento debe ser responsabilidad del precio que se paga por vivir esta experiencia, las indicaciones previas al despegue con el cuidado de todos los detalles para disfrutar al máximo de las sensaciones.

El desayuno, la organización del transporte y la atención personalizada en todo momento es primordial para tener una experiencia única e inolvidable… en lo positivo, claro.

Globoturfly te permite vivir una experiencia increíble.

Para nosotros, eres lo más importante, te aconsejamos con todo lo que necesites, nos adaptamos a tus necesidades y buscamos que solo te preocupes de elegir como vestirte para volar.

Queremos elevarte y dejar el mundo a tus pies viviendo una experiencia única.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.